Llevamos meses hablando de este asunto, pero en realidad es fundamental repetir la importancia del teletrabajo «organizado».

Este período nos ha obligado a correr a cubierto, mostrando el nivel de preparación de las empresas, pero también nos enseñó que el trabajo debe implicar una mayor flexibilidad.

Pero, detrás de la flexibilidad de horarios, lugares, tareas de cada trabajador, hay un trabajo minucioso del departamento de TI de la empresa: proporcionar las herramientas correctas para trabajar de una manera «diferente» a la habitual y las pautas a respetar en materia de seguridad, diseñar flujos de trabajo desde cero, etc., pero lo que a veces olvidamos es: ¡gestionar la situación!

Sí, gestionar. Porque reubicar recursos fuera de la empresa es arriesgado. Imaginemos que la empresa ha decidido adoptar un modelo de teletrabajo: los empleados pueden trabajar desde casa, incluso con sus propios PCs, los viajeros de negocios se conectan con sus portátiles desde diferentes lugares, los colaboradores que trabajan en administración, producción, logística, tal vez utilicen Thin Clients o PC de dominio y tal vez exista una línea de producción con dispositivos que le permitan monitorear la cadena; todo está virtualizado y todo está en la nube… ¡sería genial! Pero, ¿estamos seguros de que la gestión de este parque de endpoints tan heterogéneo está organizada correctamente? ¿Qué pasaría si pierdes el control? ¿Qué pasa si Microsoft lanza una actualización de seguridad importante?

No es terrorismo psicológico. Simplemente es «estar preparados». En Praim trabajamos guiados por nuestra misión, para crear y administrar las estaciones de trabajo de la manera más simple posible. Desarrollamos constantemente soluciones como ThinMan, la consola de gestión centralizada de endpoints, que también se puede utilizar en la nube, lo que permite innumerables operaciones, incluso programadas, en todos los endpoints de la red de la empresa, ya sean PCs, notebooks, dispositivos Raspberry o Linux, Thin Clients, etc. Operaciones que se pueden automatizar con unos pocos clics, que también incluyen actualizaciones masivas, configuración de dispositivos y accesos, todo basado en un protocolo seguro.

ThinMan se combina con una serie de soluciones de software Praim, que permiten la uniformidad y la gestión de todos los dispositivos.

La familia de productos Agile te permite administrar dispositivos Windows, Raspberry y Linux, gracias a una configuración intuitiva y completa del agente en el dispositivo y una interfaz de usuario fácil de usar para acceder a recursos remotos. Agile aumenta la seguridad con funciones como el bloqueo de puertos USB, el bloqueo del escritorio y la limitación del acceso a los recursos corporativos según la función y las políticas de cada usuario o grupo individual.

ThinOX4PC es el sistema operativo basado en Linux desarrollado íntegramente por Praim, totalmente administrable a través de la consola ThinMan que te permite brindar un endpoint seguro y configurado, reacondicionar hardware viejo evitando inversiones en activos o convertir dispositivos con sistemas operativos obsoletos en endpoints manejables. ThinOX4PC también está disponible en versión USB y, por lo tanto, facilita la adopción del teletrabajo con una herramienta fácil y llave en mano para el uso de una partición segura y blindada incluso en PCs y portátiles privados.

En definitiva, en una correcta estrategia de implantación de un parque endpoint heterogéneo, como hay la gran mayoría de empresas estructuradas, la correcta gestión y administración eficiente de los dispositivos es un elemento fundamental para un negocio seguro, moderno y inteligente.